20 fotos del ‘antes’ y ‘después’ de los famosos de las telenovelas

ADVERTISEMENT

Las telenovelas han marcado algunos de los mejores momentos de nuestra vida, así como sus actores. Así se encuentras las estrellas de las telenovelas en la actualidad.

Thalía en el pasado

Una de las personalidades de las telenovelas es la única e irremplazable Thalía, quien debutó a edad muy temprana y desde entonces no ha dejado de brillar en todas sus facetas artísticas. Las novelas de los años 90 fueron su punto álgido en su carrera de actriz. A día de hoy se siguen transmitiendo sus grandes éxitos como Marimar, entre otros.

Thalía en el presente

A medida que los años fueron pasando, Thalía fue animándose a probar diferentes facetas profesionales. La música y la actuación fueron sus grandes pilares, pero en los últimos años también comenzó a destacar como empresaria. Pero no todo en su vida es dinero, sino que tiene un lado solidario que no pasa desapercibido y siempre que puede intenta contribuir en campañas orientadas a las ayudas sociales. Casada desde el año 2000 con Tommy Mottola, han formado una preciosa familia.

Adamari López en el pasado

¿Quién no recuerda a la espectacular Adamari López, rompiendo los corazones de todos los adolescentes de los años 90? Tras iniciarse durante los 80 en pequeños papeles, su nombre se hizo notar en los 90, aunque se convirtió en toda una estrella al protagonizar la telenovela de culto Amigas y rivales. También ganó popularidad por su noviazgo y posterior matrimonio con el cantante Luis Fonsi. Adamari es toda una luchadora que ha vencido al cáncer en el 2005.

Adamari López en el presente

Su relación con Fonsi estuvo plagada de amor y muestras de cariño, pero lamentablemente terminó hace 8 años. No obstante, ambos han manifestado que sigue existiendo un cariño mutuo y una amistad a prueba de balas. Posteriormente, comenzó a salir con Toni Costa, que fue su compañero en el popular show de televisión Mira quien baila. Hace 3 años Adamari y su pareja tuvieron a su primera hija juntos, Alaïa, que se ha convertido en la luz de su vida.

 

Fernando Colunga en el pasado

Su carrera comenzó con pequeños pasos, tan pequeños que ni siquiera él podría haberse imaginado que llegaría tan lejos. Si bien en un principio solo conseguía papeles de doble, con el paso del tiempo fue ganando relevancia en la pantalla. Trabajó con Tahlía, con quien además tuvo una relación sentimental, en 3 ocasiones distintas: María Mercedes, Marimar y María la del barrio. Fue en esta última en la que brilló con su papel protagónico y que lo catapultó a lo grande.

Fernando Colunga en el presente

No fue de un día para otro, llevó su tiempo pero Fernando Colunga consiguió llegar a lo más alto, ganándose por completo al público pero también a la crítica. La televisión no fue su único proyecto, sino que también trabajó en cine y teatro. Tras brillar en la pequeña pantalla con Thalía, tuvo dos grandes papeles protagónicos: José Armando Peñarreal de Velasco en Esmeralda y Carlos Daniel Bracho en La Usurpadora. Su talento ha sido reconocido en muchas ocasiones y sus premios en la industria son prueba de ellos.

Itatí Cantoral en el pasado

Su carrera despegó durante los años 90 con papeles sin mucha relevancia en telenovelas populares en aquella época. Hubo un rol en concreto que la catapultó a lo más alto y todos saben de cuál se trata: Soraya Montenegro. La villana ‘más querida’ por el público por su gracia única en la telenovela María Mercedes. En la actualidad continúa moviendo a las masas con sus malvados insultos y es objeto de innumerable cantidad de ‘memes. ¡Maldita lisiada!

Itatí Cantoral en el presente

Conoció a Eduardo Santamarina durante una telenovela y se casaron, pero todo terminó en el 2004 después de hacerse público un triángulo amoroso con Susana González. No obstante, Itatí salió adelante y llevó a lo más alto su talento en el mundo del espectáculo, haciéndose con varios galardones por sus interpretaciones impecables. Una de sus participaciones más memorables fue un corto que grabó promocionando el show Orange is the New Black, en su rol eterno de Soraya Montenegro.

Gabriela Spanic en el pasado

Saltó a la fama tras su participación en el certamen de Miss Venezuela, y es que su figura y atractivo único cautivó por completo al público. Su popularidad le valió algunos roles sin mucha relevancia en telenovelas, pero poco a poco fue escalando hasta hacerse con papeles principales. No hay nadie que no recuerde la novela La Usurpadora, en la que brilló haciendo los dos papeles principales: protagónico y antagónico. Resulta interesante que interpretara a dos gemelas, cuando ella misma tiene una gemela.

Gabriela Spanic en el presente

La actuación no fue la única faceta artística que la actriz llevó a cabo, sino que también se animó con el teatro y la escritura. Su matrimonio con Miguel de León duró 7 años, hasta el 2002 que decidieron seguir caminos distintos. También tuvo una relación con Neil Pérez, de la que nació su único hijo. La vida de Gaby Spanic estuvo en riesgo tras ser envenenada en 2010, siendo su asistente presuntamente la culpable. Algunos medios han anunciado una secuela de La Usurpadora este año. ¡Ojalá sea cierto!

Aracely Arámbula en el pasado

Comenzó a aparecer en la televisión durante los 90, aunque no destacó hasta su rol en Cañaveral de pasiones. No obstante, sus primeros papeles principales recién llegarían a finales de la década, siendo la villana de Rencor apasionada y la protagonista de Soñadoras. No se limitó solo a la pequeña pantalla, también le dio la oportunidad al teatro y la música, y le fue bien en ambas. Su vida amorosa fue muy seguida, sobre todo su relación con Luis Miguel. Tienen dos hijos en común.

Aracely Arámbula en el presente

Aracely, como los buenos vinos, mejora con los años. Y es que a pesar de haber pasado los 40, su figura es infartante y su belleza implacable. Su última telenovela de éxito, La dueña, conquistó por completo al público con la idea de que la protagonista también tuviera una parte de villana justiciera. La actriz además grabó el tema principal, acaparando el protagonismo desde todos los ángulos. Su trabajo ha sido reconocido con múltiples galardones y reconocimientos.

 

Ninel Conde en el pasado

Una de las grandes bellezas mexicanas por excelencia es, sin duda alguna, la única e inigualable Ninel Conde. Pero llegó a lo más alto tras mucho trabajo y paso a paso. Primero se hizo popular en un certamen de belleza, y eso le abrió las puertas a la pequeña pantalla. Su carrera de actriz fue creciendo a la par que su carrera de cantante. Algunos de sus papeles más importantes llegaron con las telenovelas Mar de amor, Luz Clarita y, por supuesto, Rebelde.

Ninel Conde en el presente

Ninel Conde, en contra de todas las leyes de la física, cada día está más guapa y en forma. El trabajo de gimnasio queda evidenciado en su figura esbelta. Su talento en las artes también merece ser mencionado, pues una considerable lista de nominaciones y premios avalan su trabajo. Ari Telch, quien fue su pareja durante años, es el padre de su hija mayor. También tiene un hijo, nacido en 2014, producto de su matrimonio con Giovanni Medina.

Eduardo Capetillo en el pasado

Si bien su cara nos suela mucho de las telenovelas, lo cierto es que su carrera despegó gracias a la música y es que fue uno de los integrantes del legendario grupo pop Timbiriche. Tras esta experiencia durante los 80, se dio la oportunidad de lanzarse en solitario, y le fue bastante bien. Formó parte del elenco de varias reconocidas telenovelas; en la sección adolescente se destacan Alcanzar una estrella y Alcanzar una estrella II. No obstante, su papel más reconocido fue de pareja de Thalía en Marimar.

Eduardo Capetillo en el presente

Mucho ha cambiado la vida de Eduardo Capetillo desde que protagonizara el rol masculino en Marimar. Tras encontrarse con Bibi Gaytán en el set de Camila, surgió una relación que terminó en matrimonio y una familia numerosa. Desde el año 2013, que fue la última ocasión en la que lo hemos visto en la pequeña pantalla, se ha decantado por intereses y proyectos muy diferentes, como es la política. Se rumoreó un regreso a las telenovelas, pero eso nunca ocurrió. ¡Nunca es demasiado tarde!

Edith González en el pasado

La carrera de Edith González, una de las actrices mexicanas con más talento que podemos recordar, despegó en sus años más tiernos cuando aún era una niña. Su ambición y talento la han llevado a triunfar y a abrirse nuevos caminos hacia el cine y el teatro. Si bien ha participado en innumerables telenovelas de gran popularidad, una de las más destacadas de todos es, sin duda, Corazón salvaje en 1993. Los años la han llevado a probar distintos roles, siempre con éxito.

Edith González en el presente

El talento de la actriz no ha pasado desapercibido para el público ni la crítica. En varias ocasiones ha sido galardonada y reconocida por su impecable trabajo. En 2016 y tras conocer que sufría cáncer, Edith decidió darse un descanso del trabajo y centrarse exclusivamente en su recuperación. Afortunadamente, y como luchadora que es, ha salido adelante y vencido esta terrible enfermedad. Incluso ya ha regresado a la pequeña pantalla con 3 familias. ¡Cómo nos alegramos!

Adela Noriega en el pasado

Era muy jovencita Adela Noriega cuando comenzó su carrera de actriz. De hecho, era muy común en la década de los 80 verla en papeles claves de novelas para el público adolescente. A medida que fue creciendo, fue consiguiendo roles con mayor relevancia y, por supuesto, protagónicos. Su lista de éxitos es inmensa, pero solo por destacar algunos: El privilegio de amar, El manantial, Amor real y María Isabel. Todas ellas le valieron algún galardón a la actriz por su gran interpretación.

Adela Noriega en el presente

Desde el año 2008, tras interpretar el papel principal en Fuego en la sangre, que Adela Noriega no se ha vuelto a ver en la televisión en general y el mundo del espectáculo en particular. En su lugar, decidió darse un respiro y tiempo para vivir su vida en la tranquilidad de su hogar. Desde entonces que los rumores constantes de su gran retorno no dejan de sucederse, pero nunca se materializan. Incluso se ha relacionado a una enfermedad como motivo de su ausencia, pero sin confirmación alguna.

ADVERTISEMENT