Tras adoptar trillizos, una pareja recibe sorprendente noticia

ADVERTISEMENT

Familia de dos

Tras años luchando por concebir, Sarah y Andy decidieron intentar una adopción. El proceso fue largo y exhaustivo, pero la pareja recibió la feliz noticia de que su petición había sido aceptada. La historia real sobre lo que ocurrió tras la adopción te va a conmover y asombrar al mismo tiempo. Sarah y Andy Justice eran felices y amaban la familia que habían formado. Siempre supieron que querían convertirse en padres y tener muchos hijos. Pero no podían ni imaginar las noticias que estaban a punto de conocer…

20

El verdadero motivo de la adopción

Tras 3 años casados, la pareja comenzó a sentir que algo faltaba. Decidieron que era el momento para aumentar la familia, pero tener hijos no fue una tarea fácil para los Justice. Durante 36 meses el matrimonio buscó concebir de manera natural, aunque no lo consiguieron. Las dificultades del embarazo y la frustración de no lograrlo se convirtió en una carga. Fueron tiempos difíciles y finalmente decidieron que había llegado el momento de intentar algo distinto. Comenzaron por visitar a un doctor especialista en fertilidad.

Experto en fertilidad

Sarah y Andy Justice vivían en Tulsa, Oklahoma. Cuando por fin tomaron la decisión de visitar a un especialista en fertilidad, tuvieron que enfrentarse al primer problema: encontrar un buen profesional en su ciudad natal. Tras una larga búsqueda, hallaron un especialista que podría ayudarlos a conseguir aquello que tanto deseaban, pero había un inconveniente. Para acudir a este doctor debían trasladarse hasta St. Louis, MO. A pesar de que la distancia parecía un gran inconveniente, la pareja estaba decidida a tener hijos y no dejarían que nada se interpusiera en su camino por lograrlo.

3

Más malas noticias

La distancia que se para Oklahoma de Missouri, donde tenían que trasladarse para someterse al tratamiento de fertilidad, supuso un gran reto para Sarah y Andy. Era el año 2014 cuando la pareja dejó su hogar en Tulsa, Oklahoma, para visitar el consultorio del especialista en Missouri. Estaban tan convencidos de lo que querían que condujeron durante 6 horas para llegar a su destino. Pero las cosas no fueron a mejor tras conseguirlo y es que una vez allí recibieron la triste noticia de que todo indicaba que no podrían concebir.

4

Fecundación in Vitro

El especialista en fertilidad tuvo que darle la mala noticia a los Justice: pese a ser unos buenos candidatos para la fecundación in Vitro, sólo tenían un 10% de posibilidades de que el embarazo se gestara. Por otra parte, este tipo de procedimiento resultó ser mucho más invasivo de lo que la pareja había contemplado en un primer momento, además de considerablemente caro. Aún así, el matrimonio no perdió la esperanza, y es que estaban decididos a tener hijos y considerar todas las posibles opciones.

5

Demasiado caro

El precio de una Fecundación in Vitro puede oscilar entre $12 mil y $15 mil solo el primer ciclo. Este tipo de proceso no suele estar cubierto por los seguros, lo que significa que si la pareja finalmente decidía seguir adelante con esta idea hubieran tenido que pagar entre $30 mil y $60 mil para intentar el embarazo. La combinación de los altos costes económicos y la baja probabilidad de éxito condujeron a los Justice a considerar otras posibilidades. Así es que la adopción parecía ser el siguiente paso.

6

Adopción

Andy y Sarah querían ser padres más que cualquier otra cosa y estaban decididos a todo por conseguirlo. Así es que comenzaron los trámites para llevar a cabo una adopción. Es bien conocido que este tipo de procedimiento puede ser arduo y exhaustivo, y en muchas ocasiones, tan frustrante como intentar concebir de manera natural. El primer paso consistía en aplicar para una adopción de emergencia. Una vez que la agencia hubiera revisado y aceptado la solicitud, el siguiente paso requería que la pareja completara los estudios correspondientes que se imparten a padres.

7

Lo que haga falta por un bebé

Cada pequeño paso en la escalada de los Justice para adoptar, se tradujo en un gran esfuerzo para la pareja. Lo único que buscaban era brindar un hogar maravilloso para algún niño, pero el proceso no resultaba nada fácil. Los obstáculos se fueron acumulando, pero Sarah y Andy les hicieron frente uno a uno y es que no pensaban rendirse en su deseo de tener niños. Sabían que el proceso podía tardar años, pero la idea de un bebé recién nacido les daba las fuerzas para atravesar cualquier dificultad.

8

Entrevistas

Tras aplicar en la agencia de adopción y llevar a cabo los estudios correspondientes, el siguiente paso era la entrevista. Mucha gente siente ansiedad ante la proximidad de una entrevista, pero son una parte muy importante en los procesos de adopción. Sarah y Andy tuvieron que pasar por una serie de reuniones con futuras madres biológicas. Se trata de un procedimiento complicado – donde todas las palabras se tienen en cuenta – y clave para determinar si los Justice estaban o no capacitados para adoptar un bebé. Al final de cada encuentro la pareja quedaba exhausta. Sin embargo, el calvario aún no estaba cerca de llegar a su fín.

9

Conseguir la aprobación

Tras un largo proceso de entrevistas, los Justice recibieron finalmente buenas noticias. Una madre biológica había tomado la decisión de darles a su bebé en adopción. Sarah y Andy no podían creerlo. Lo único que deseaban era tomar entre sus brazos a su pequeño. La pareja se aseguró en todo momento de apoyar a la madre biológica a lo largo de su embarazo, estaban impacientes por conocer al nuevo miembro de la familia. Pero cuando su sueño de tener un bebé comenzaba a vislumbrarse, las cosas dieron un giro inesperado.

Screen-Shot-2017-04-23-at-3.00.11-PM

Cambio de opinión en el último momento

Era el momento que Sarah y Andy llevaban mucho tiempo esperando, pero en el último minuto la madre biológica cambió de opinión y decidió quedarse el bebé. Una triste noticia que rompió el corazón de los Justice. A pesar de encontrarse devastados, decidieron seguir adelante y volver a intentarlo. Deseaban con todas sus fuerzas ser padres y no tenían ninguna intención de rendirse.

11

Seguir adelante

Rotos de dolor y decepción, Sarah y Andy no se dieron por vencidos y siguieron adelante con el proceso de adopción. Retomaron el contacto con la agencia y les informaron que todavía deseaban adoptar. La pareja fue a una nueva entrevista y allí conocieron a una futura madre biológica que quería darles su bebé en adopción. Pero la historia volvió a repetirse y cuando las cosas parecían ir bien, esta madre también decidió echarse atrás y quedarse la criatura en el último momento.

12

Superando obstáculos

Es fácil de entender que llegado ese punto, Sarah y Andy estuvieran decepcionados y desanimados. Pero aún así, continuaron orando por la familia que deseaban. De alguna manera, la pareja se mantuvo fuerte y siguió intentándolo. Sin importar lo que en el pasado hubiera ocurrido, los Justice no estaban preparados para renunciar a su sueño. De ninguna manera podían imaginarse lo que estaba a punto de ocurrir. Poco después de que la segunda madre se echara atrás en el último minuto, Andy y Sarah recibieron una llamada que lo cambiaría todo.

13

Una última oportunidad

Cuando los Justice se encontraban atravesando su peor momento, Sarah recibió una llamada que cambiaría su vida y la de Andy para siempre. Por primera vez en mucho tiempo, el teléfono sonaba para darles buenas noticias. Una vez más, la agencia se contactó con la pareja para informarles que una madre los había elegido para que adoptaran al bebé que llevaba en el vientre. Pero había un detalle en esta madre biológica que la diferenciaba de las otras, y que prometía ser interesante.

14

Bebés

Los Justice se reunieron con la madre biológica, quien incluso los invitó a acompañarla a su cita para un ultrasonido. Mientras los tres estaban en la consulta del doctor, algo muy peculiar se pudo ver en el escáner. Al principio la pareja estaba nerviosa, pero esta vez la sorpresa era positiva. Todo parecía normal y el bebé estaba sano… o quizá deberíamos decir ¡los bebés! El doctor distinguió en el monitor del ultrasonido 3 latidos diferentes.

15

Familia de 5

Tras conocer lo que el doctor había visto en el monitor del ultrasonido, Sarah y Andy quedaron en shock. Habían luchado durante tanto tiempo por tener un bebé, que la idea de tener 3 parecía un cuento de fantasía. De ninguna manera pensaban echarse atrás. Sabían que estaban destinados a ser los padres de esos 3 bebés y decidieron seguir adelante con el proceso de adopción. Se sentían preparados para tener la familia que siempre habían soñado.

16

Aún no estaban listos

A pesar que los Justice llevaban años en la búsqueda de hijos, no estaban preparados para tener tantos al mismo tiempo. Quedarse embarazada de trillizos de manera natural no es algo que ocurra todos los días. La pareja sabía que esta situación suponía un reto importante y siempre habían querido tener más de un hijo. Así que en lugar de pasar por el proceso de adopción en múltiples ocasiones, decidieron aprovechar la oportunidad para formar la familia que siempre habían querido.

17

A prueba de bebés

Sarah y Andy se pusieron manos a la obra de manera inmediata. Estaban impacientes por conocer a sus nuevos bebés y querían que el hogar estuviera en óptimas condiciones para cuando llegaran. Así es que comenzaron a comprar cunas, carritos de bebés, y demás utensilios que pudieran ser necesarios para los nuevos integrantes de la familia. Además, tuvieron que adaptar el hogar para que el entorno fuera lo más seguro posible para sus hijos. Después de mucho tiempo deseándolo, por fin podían cumplir su sueño de convertirse en padres y no podían estar más emocionados al respecto.Image result for Sarah and Andy Justice triplets

 

Fiesta de 5

Fue en mayo de 2013 cuando finalmente Andy y Sarah tuvieron la oportunidad de conocer a sus bebés recién nacidos. La madre biológica había roto aguas y se puso de parto 8 semanas antes de lo esperado. Los Justice se reunieron con la madre biológica en el hospital y esperaron pacientemente durante horas la llegada de sus pequeños. Tras un parto largo y duro, nacieron tres pequeños bebés de 3 libras cada uno. Los trillizos, Hannah, Joel y Elizabeth estaban preparados para conocer a sus nuevos padres.

19

Prematuros

El hecho de que Hannah, Joel y Elizabeth nacieran 8 semanas antes de lo esperado tenía un poco preocupados a Sarah y Andy en su estreno como padres. Al nacer prematuramente, los trillizos tuvieron que permanecer en la unidad de cuidado prenatal durante algún tiempo antes de recibir el alta e irse a casa. Cuando por fin estuvieron en condiciones, se fueron a su nuevo hogar con sus padres.

18

Una semana después

Solo una semana después del nacimiento de los trillizos, Sarah comenzó a sentirse enferma. El proceso de adopción y el nacimiento de los bebés le pasaron factura a la pareja, ya que fueron tiempos muy estresantes. Por eso la señora Justice visitó a su médico para hacerse un chequeo rutinario. La madre primeriza quería asegurarse que estaba sana y preparada para todo el trabajo que tendría por delante cuando los pequeños estuvieran listos para irse a casa. El doctor la revisó exhaustivamente y le hizo las correspondientes pruebas para descartar enfermedades. Pasó algún tiempo hasta que el médico finalmente conociera los motivos por los que Sarah no se sentía bien.

21

Embarazo de Sarah

Cuando el doctor regresó a la sala de espera, le informó a Sarah que no estaba enferma. Tras llevar a cabo una serie de pruebas descubrió que Sarah…¡estaba embarazada! Las noticias fueron un shock, pero también una bendición. Sarah no podría creer que estuviera encinta, y no es nada raro, ya que durante años lo había intentando en vano. Pero el destino la sorprendió con un embarazo solo una semana después de adoptar trillizos. Llegado ese momento, todavía le quedaba una gran noticia por conocer…

22

Gemelos

El doctor le dijo a Sarah que… ¡estaba embarazada de gemelos! La madre de trillizos, tenía ahora una pareja de gemelos en su vientre tras muchos años creyendo que era estéril. Cualquiera en el lugar de esta pareja hubiera creído que ese era el peor momento para quedarse embarazada. Pero no Andy y Sarah, que afrontaron el gran reto que tenían por delante con mentalidad positiva.

23

Bendiciones

Los Justice tomaron la situación con humor y mucha felicidad. No obstante, todavía les costaba creer que fueran a tener 5 niños menores de un año a la vez. Si bien estaban abrumados por la nueva situación, también estaban emocionados de saber que su familia sería aún más numerosa. Sarah y Andy se enfrentaron a una circunstancia complicada y la convirtieron en algo bueno. El embarazo fue para ellos una bendición y estaban impacientes por conocer a sus hijos biológicos.

24

Familia de 7

Durante los siguiente meses, los Justice se acostumbraron a su vida con los trillizos. Luego Sarah se puso de parto: los gemelos estaban listos para llegar a este mundo y unirse a su nueva y numerosa familia. Tras un parto largo, Sarah dio a luz a su pareja de bebés, Andrew y Abigail. Todo salió bien y los padres de cinco estaban entusiasmados y listos para su nueva vida junto a todos sus hijos. ¡Todo un cambio radical!

25

Cómo alimentar a una familia numerosa

Gracias a la colaboración de su comunidad, familia y amigos, Sarah y Andy consiguieron toda la ayuda que necesitaban. Mientras los Justice se esforzaban por adaptarse a su nueva vida con muy pocas horas de sueño, los miembros de la iglesia baptista de Eastland en Tulsa se coordinaron para socorrer a los nuevos padres con su nuevo estilo de vida. Contribuyeron donando comida para la numerosa familia, incluso ayudándolos en la cocina y proporcionándoles fórmula para los bebés.

26

La ayuda de la comunidad

Algunos amigos incluso se ofrecieron a cuidar a los pequeños mientras los padres trabajaban. Sus amigos y los miembros de la iglesia no fueron los únicos en ofrecer su tiempo y dinero como forma de ayuda. Desde todo el estado llegaron donaciones para los Justice. Absolutos desconocidos quisieron colaborar enviando pañales, biberones, mantas y ropa. Sarah y Andy estaban profundamente agradecidos porque realmente les hacía falta la ayuda y los pañales extra. Cada semana utilizaban nada más y nada menos que ¡300 pañales y 84 biberones!

27

Grandes cambios

La familia de 7 creció tanto que tuvieron que ajustarse a muchos cambios. Sus agendas se vieron plenamente modificadas y tuvieron que comprar una camioneta más grande. También tuvieron que aprender a diferenciar a todos sus bebés. Para hacerlo, pintaron las uñas de los pies de sus pequeños con colores distintos para así tener claro quién era cada uno. Este curioso sistema les fue una gran ayuda para distinguir cada criatura, sobre todo para la hora de comer y llevar ordenados sus horarios.

28

Se hicieron virales

No tomó mucho tiempo para que la increíble historia de los Justice se hiciera viral y corriera como la espuma por Internet. De hecho, se convirtieron en sensación en las redes sociales. Todos querían saber más sobre esta familia. En un primer lugar, la historia se dio a conocer por Facebook, donde ganaron muchos seguidores. Poco después, gente de todas partes seguían sus actualizaciones en internet, donde subían fotos, entre otras cosas. Al poco tiempo la historia se hizo viral y la familia descubrió una sorpresa más que el destino le deparaba.

29

Familia de 8

Aunque cueste creerlo, Sarah descubrió que… ¡estaba embarazada otra vez! Los Justice le dieron la bienvenida a su sexto bebé en 2016. Por muy ocupados que estuvieran con 5 niños, los Justice no dudaron ni un solo momento. Esta pareja adora a sus hijos y estaban ansiosos por la llegada de su sexto bebé. En las declaraciones que hizo Sarah en el show Today dijo que: “Fue algo que siempre habíamos deseado con todas nuestras fuerzas y nos encanta. Realmente amamos a esos niños”.

30

¿Qué más da uno más?

Si en un solo año tienes 5 niños, añadir otro a los 2 años no es algo complicado. Los Justice están acostumbrados a estar ocupados todo el tiempo, así que añadir el trabajo de criar a otro bebé en una casa tan atareada no fue algo abrumador. De alguna manera, la llegada del sexto fue más fácil ya que era el primer bebé que venía solo. Por otro lado, 6 pequeños a la vez suponen un reto único.

31

Bebé #6

No cabe duda que 8 personas compartiendo el mismo techo puede sonar algo frenético. Solo recordar cada uno de los nombres de los niños puede resultar algo confuso. Los mayores son los trillizos Hannah, Joel y Elizabeth. Nueve meses más tarde llegaron los gemelos, Abigail y Andrew. Hace poco, el sexto bebé se unió al equipo. A pesar del gran reto que supone, son una familia muy feliz. No dejes de echar un vistazo a lo adorables que se ven estos pequeños festejando el 4 de julio.

32

Aprendiendo a ir al baño

¿Quién es el nuevo miembro de la familia Justice? Un precioso niño llamado Caleb nacido en el 2016 se conviritó en el sexto bebé de Sarah y Andy. Por aquella época, los trillizos ya habían cumplido los cuatro años y los gemelos, tres y medio. Con tantas personas bajo el mismo techo no es de sorprender que su hogar se convirtiera en un sitio ruidoso y donde hay mucho trabajo que hacer. Por suerte para los padres, la mayoría de niños ya habían dejado de usar pañales y estaban aprendiendo a ir al baño por su cuenta.

33

Los sueños se hacen realidad

En una entrevista con Babyology, Sarah Justice se sinceró y contó cómo es la vida con seis niños menores de cinco. Al respecto dijo: “Tener cierta cantidad de niños es un sueño hecho realidad. Cuando esperas mucho tiempo por algo, lo aprecias más cuando llega”. Después de años intentando tener hijos, esta madre de seis está tan agradecida de poder serlo que no le importa en absoluto estar tan ocupada.

34

Camas para niños

Desde que la familia de los Justice creció exponencialmente, muchos aspectos de su vida ha sufrido cambios. Actualmente, la familia ha estado modificando cómo duermen. La madre de los niños desveló que todos ellos se encuentran en el proceso de dormir en camas. Al respecto ha confesado que: “Conseguir que cinco niños pequeños duerman en sus camas es toda un aventura. Pero ese es el reto ahora”. Lograr que cinco criaturas que oscilan entre los 3 y 4 años cambien de dormir en sus cunas a sus camas es una gran hazaña. No cabe duda que tanto Sarah como Andy tienen paciencia ilimitada.

35

Agendas organizadas

Seguro que te preguntas como los Justice consiguen apañarse con tantos niños pequeños a la vez. El secreto es llevar un horario perfectamente ordenado. Organizar planes es una parte crucial para llevar las cosas al día en una familia grande. Los ocho integrantes comienzan sus días con un paseo matutino. Luego, los niños acuden a las típicas tardes de juego con sus amigos y familiares. Más tarde, toca las tareas del hogar que hacen todos juntos.

36

La hora del baño

Cualquiera que tenga un pequeño en etapa de crecimiento sabe que el proceso de aprender a ir al baño solo puede suponer un gran esfuerzo para los padres. Por si fuera poco, todo ese trabajo deben multiplicarlo por cinco. Gran parte del día se dedica al uso del baño y sobre esa etapa habló Sarah en sus declaraciones a Babyology. Al respecto comentó que “Enseñar a los pequeños a ir al baño conlleva una gran inversión de tiempo, sobre todo si los cinco tienen edades tan parecidas”. Afortunadamente solo es una fase y pronto los Justice podrán invertir su tiempo en actividades más limpias.

37

Nunca solos

Los niños Justice nunca se quedan sin alguien con quien pasar el rato. En el colegio, nunca tendrán que preocuparse de no tener con quien sentarse en el almuerzo o amigos con los que jugar. La madre de los seis dijo al respecto: “Nunca nos faltan compañeros de juego y trabajamos para promover el amor y cuidado entre los hermanos. Nuestros niños siempre tendrán un amigo y nunca tendrán que sentirse solos”.

triplets-and-twins-800x417

Un largo camino

Durante los últimos años la familia Justice ha aumentado de manera notable, requiriendo grandes cambios en su estilo de vida. Sarah y Andy han recorrido un largo camino desde aquellos tiempos en los que usaban 84 biberones y 300 pañales a la semana. Con el pequeño Caleb, los números se han reducido muchísimo. Según han explicado los padres de los seis niños, los demás hermanos “adoran con locura a su hermanito Caleb”. A los cinco mayores les encanta jugar con su hermano bebé y llenarlo de abrazos y besos.

Justice familyMW

Buenas relaciones

No cabe duda que la historia que han vivido Sarah y Andy es sorprendente y muy especial. Todo comenzó con ellos dos y su lucha por concebir. Es increíble lo mucho que han cambiado las cosas viendo cómo se desarrolla su vida actual con una familia de ocho integrantes. La madre ha asegurado sentirse afortunada de que los pequeños se lleven tan bien. En su declaraciones a Babyology explicó que “Caleb tiene su propio club de fans y no podríamos imaginar nuestra vida sin el pequeño más dulce y adorable del mundo”.

40

ADVERTISEMENT